martes, 27 de marzo de 2012

Pollo al curry verde tailandés


Algunos puede que hayáis visto que tenemos otro blog aparte de este Traficantes de Sabores. Se llama Curry Verde, Viajes y Aventuras y empezó hace unos tres años como modo de mandar crónicas de algunos viajes de forma que fuese fácil que todos nuestros maigos y conocidos se enterasen de por donde andábamos y qué hacíamos sin necesidad de andar escribiendo correos electrónicos. Así además podíamos subir fotos, vídeos, y hacer la historia un tanto más amena. Como el nombre del blog inducía a hablar sobre comida tailandesa, pues acabamos por colgar la receta de pollo al curry verde tailandés que cocinamos en casa y que nos encanta.
Pollo al curry verde tailandes
Es un plato muy rico, relativamente fácil de hacer y bastante habitual en Tailandia. Es clave acompañarlo con arroz, porque la pasta de curry verde que se compra suele ser un poco picante (por el gengibre que lleva) y así se rebaja y queda más rico. Esta pasta se puede comprar en bastantes sitios (algunos supermercados, tiendas de alimentación asiática, en el Makro...) y cunde un montón, así que basta con una cucharadita. Pero bueno, vamos a ello...


  • Ingredientes:

    • Pollo en trozos: Puede hacerse con pechuga solamente o con trozos de todo tipo. Al gusto.
    • Media cebolla picada.
    • Un trozo de pimiento verde y otro de rojo.
    • Pasta de curry verde Tailandés. Puede también hacerse a mano a partir de los ingredientes adecuados (puedes ver cómo aquí), pero comprarlo es muy cómodo y sale estupendo.
    •  Una lata de leche de coco.
    • Sal y pimienta.
    • Aceite de oliva.
    • Se le puede añadir casi de todo (piña en trozos, más verduras...)

  • Preparación:

    Pollo al curry verde tailandés
    • Calienta el aceite (no mucha cantidad) en un wok y sofríe la cebolla picada fina.
    • Ve cortando el pollo en trozos si es necesario y los pimientos, en trocitos. Salpimenta el pollo al gusto.
    • Cuando la cebolla esté dorada, añade dos cucharaditas de postre de pasta de curry. Puedes echar más o menos cantidad, dependiendo de lo fuerte que quieras el sabor/picante.
    • Remueve para que se mezcle bien.
    • Abre la lata de leche de coco y viértela en el wok sobre la cebolla y el curry. Remueve bien.
    • Dejamos calentar un par de minutos y añadimos los trozos de pollo. Removemos.
    • Dejamos cocinar entre 20 minutos y media hora, tapando el wok. Tienes que comprobar que el pollo esté tierno después de esto.
    • Probamos de sal y si está bien, añadimos los pimientos en trozos, la piña, y todos los ingredientes que tengas preparados para echar. Dejamos cocer destapado otros 10 minutos o algo más.
    • ¡Ya está! Sírvelo acompañado de arroz, a ser posible basmati o jazmín (tailandés). Disfrútalo.
Y ya está, gente. El sabor es muy bueno y bastante diferente de lo que encontramos por aquí. Es muy refrescante, sobre todo si lleva piña de acompañamiento. Como veis ha sido fácil y está muy muy rico. ¡Probadlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Internet se basa en la gente, sus experiencias y comentarios, así que no dudes en dejarnos cualquier duda, sugerencia o impresión que quieras. ¡Gracias!